Alemania obligará a los ISP a ofrecer descuentos por velocidades de Internet bajas

Un nuevo reglamento en forma de enmienda a la ley de telecomunicaciones alemana podría cambiar fundamentalmente la relación entre los consumidores y los proveedores de servicios de Internet.

Según el borrador, los usuarios podrán probar su velocidad de Internet, y si hay una desviación demasiado grande entre sus resultados reales y lo que prometieron sus ISP, tendrán derecho a un descuento en su factura.

El monto del descuento será comparable a la desviación entre las velocidades de Internet acordadas contractualmente y las reales.

Para determinar la velocidad de conexión, los clientes deberán utilizar la aplicación oficial de medición de la velocidad de Internet proporcionada por la Agencia Federal de Redes de Alemania.

El proceso de medición incluye 20 pruebas en dos días consecutivos, repartidas en diez pruebas cada día.

Este método asegura que cualquier desviación de velocidad sea recurrente y / o continua y no sea el resultado de un contratiempo momentáneo en la red.

Si la velocidad de descarga y carga de Internet es inferior al 90% de las cifras prometidas por el ISP, el cliente tiene derecho a un descuento.

Niveles de elegibilidad para un descuento
Niveles de elegibilidad para un descuento
Fuente: bundesnetzagentur.de

Según las autoridades alemanas de protección al consumidor, las desviaciones de los acuerdos contractuales afectan a más del 50% de los usuarios de Internet en el país.

Como tal, la nueva ley proporcionará una dinámica de equilibrio y un incentivo para que los ISP cumplan sus promesas de marketing y brinden una calidad de servicio más consistente.

En este momento, en la mayor parte del mundo, los consumidores pagan un precio fijo en contratos escalonados y obtienen la velocidad técnicamente posible para su ubicación.

Este enfoque a menudo deja a los consumidores ofendidos en comparación con otros que pagan la misma cantidad por el mismo paquete de servicios pero disfrutan de mejores velocidades.

Por supuesto, cualquiera puede tomar la ruta del litigio y reclamar sus derechos en los tribunales, pero la mayoría de las personas se saltearían este proceso costoso y tedioso.

Desde este punto de vista, la ley alemana que introduce el derecho a facturar descuentos es una victoria significativa para los consumidores. Solo podemos esperar ver pronto una legislación similar en otros países.

La nueva ley entrará en vigor en diciembre de 2021 y, considerando que los reguladores presentaron el borrador en septiembre, se apresuraron a adoptarlo y seguir adelante.

¿Qué te ha parecido?
Subir