Cómo arreglar una pantalla borrosa en Windows 11

Cambie la resolución de pantalla de Windows y la configuración de escala si tiene una pantalla borrosa en condiciones normales de escritorio. Habilite ClearType si el texto se ve borroso, o añada más potencia al problema habilitando el modo de gráficos de "Alto rendimiento" en las aplicaciones afectadas. Una actualización del controlador también puede ayudar a solucionar los problemas visuales.

Una pantalla borrosa o borrosa puede hacer que usar el escritorio de Windows 11 y sus aplicaciones sea una experiencia miserable. Afortunadamente, hay algunas cosas que puede intentar para solucionar el problema, desde cambiar la configuración hasta actualizar los controladores.

Índice de contenidos
  1. Cambiar la configuración de resolución y escala
  2. Habilitar ClearType para texto borroso
  3. ¿Aplicaciones borrosas? Habilitar la configuración de gráficos de alto rendimiento
  4. Considere una actualización del controlador de gráficos

Cambiar la configuración de resolución y escala

Hay una diferencia entre la configuración de escala y resolución en Windows. Configurar ambos correctamente puede solucionar problemas de usabilidad y calidad de renderizado, como una pantalla borrosa.

Una pantalla de baja resolución podría describirse como "borrosa", ya que las resoluciones más bajas dan como resultado píxeles visibles más grandes. La configuración de escala permite que Windows aumente o reduzca la escala de la IU (interfaz de usuario) según la densidad de píxeles para que los elementos de la IU no parezcan demasiado pequeños en un monitor con una alta densidad de píxeles.

Ambos se pueden ajustar en Configuración > Sistema > Pantalla. Primero, aumente la resolución de su pantalla para aumentar la densidad de píxeles (Windows tendrá una configuración "recomendada" para su pantalla). Luego puede configurar la escala de forma independiente en cualquiera de sus monitores adjuntos.

Establecer modos de escala y resolución en Windows 11

Habilitar ClearType para texto borroso

Si el texto aparece borroso, pixelado o difícil de leer en Windows 11, ajustar la configuración de la fuente para asegurarse de que ClearType esté habilitado puede ayudar. Esto debería estar habilitado de forma predeterminada, pero vale la pena verificar si tiene problemas con la representación de fuentes.

Dirígete a Configuración > Personalización > Fuentes y haz clic en el botón desplegable "Configuración relacionada". En el menú que aparece, haga clic en la opción "Ajustar texto ClearType" y luego asegúrese de que "Habilitar ClearType" esté marcado en la ventana que aparece.

Habilite la representación de texto ClearType en Windows 11

Presione "Siguiente" y ejecute el sintonizador de texto ClearType para asegurarse de que su pantalla esté configurada para obtener los mejores resultados. Deberá elegir las muestras de texto que le parezcan mejores para ajustar la forma en que Windows representa las fuentes en su pantalla.

RELACIONADO: Cómo modificar ClearType en Windows para mejorar la legibilidad de la pantalla

¿Aplicaciones borrosas? Habilitar la configuración de gráficos de alto rendimiento

Si su pantalla se ve borrosa en una aplicación en particular, puede intentar forzar a Windows a usar configuraciones de alto rendimiento en todo momento. Para hacer esto, diríjase a Configuración> Sistema> Pantalla> Gráficos y nomine una aplicación. Puede seleccionar de la lista de aplicaciones precargadas o presionar "Examinar" y encontrar el archivo EXE al que desea apuntar.

Nomine una aplicación para el modo de gráficos de alto rendimiento en Windows 11

Ahora presione "Opciones" y elija "Alto rendimiento" en la ventana que aparece. Presiona "Guardar" e intenta iniciar la aplicación nuevamente. Esto debería hacer que Windows arroje todo lo que tiene a la aplicación, incluso si está usando una computadora portátil conectada a la batería.

Seleccione el modo de gráficos de alto rendimiento para forzar la configuración en Windows 11

Principalmente, esto afectará el rendimiento, pero también puede afectar la claridad de la imagen. Debería poder aumentar la configuración gráfica, como la resolución y los niveles de detalle, sin preocuparse de que Windows reduzca el rendimiento.

Considere una actualización del controlador de gráficos

Actualizar los controladores de gráficos es esencial para mantenerse al día con las últimas versiones. Los nuevos controladores pueden solucionar problemas como bajo rendimiento, bloqueos frecuentes, fallas y problemas de representación como imágenes borrosas.

Puede hacer esto utilizando la utilidad que viene con su tarjeta gráfica como NVIDIA GeForce Experience (o realizar actualizaciones de controladores sin GeForce Experience) y la utilidad de instalación y detección automática de AMD. Si tiene gráficos Intel ARC o Intel Extreme, puede usar el Asistente de soporte y controlador de Intel.

Las nuevas actualizaciones de controladores pueden mejorar el rendimiento de las funciones que ya está utilizando, especialmente las soluciones mejoradas como Deep Learning Super Sampling (DLSS) de NVIDIA. Esto fue especialmente cierto cuando AMD FidelityFX Super Resolution (FSR) pasó de escalado espacial a temporal, lo que produjo una imagen de mejor calidad.

A veces, las actualizaciones del controlador de la tarjeta gráfica no salen según lo planeado, lo que lo deja en un estado peor que antes de comenzar. Aprenda cómo recuperarse de una mala actualización del controlador de GPU. Por último, si su pantalla está borrosa porque está cubierta de suciedad, asegúrese de evitar daños limpiándola adecuadamente.

RELACIONADO: Cómo arreglar el parpadeo de la pantalla en Windows 10

Descubre más contenido

Subir Change privacy settings