La sonda espacial Voyager 1 de 45 años acaba de recibir una actualización de software

NASA

La NASA lanzó las sondas espaciales Voyager 1 y 2 en 1977 para explorar el sistema solar exterior y, 45 años después, ambas siguen funcionando (parcialmente). Voyager 1, que está a más de 14 mil millones de millas de la Tierra, acaba de recibir una actualización de software.

La NASA, la agencia espacial civil del gobierno de los Estados Unidos, informó por primera vez un problema de hardware con la Voyager 1 en mayo. El sistema de control y articulación de la sonda (AACS), que es responsable de alinear la antena de la Voyager para apuntar a la Tierra, no devolvía datos de telemetría precisos. Más tarde, los ingenieros de la NASA encontraron la causa: el AACS estaba enviando datos a través de una computadora a bordo "que se sabe que dejó de funcionar hace años".

El problema se resolvió enviando un comando al AACS de la Voyager, indicándole que usara la computadora correcta para el procesamiento de datos. Eso puede sonar como una solución simple, pero la Voyager 1 está a más de 14 mil millones de millas de la Tierra (~ 22 mil millones de km), operando con potencia reducida y una conexión de radio débil. Las Voyager 1 y 2 también se diseñaron en la década de 1970, por lo que sus computadoras no son precisamente los equipos más modernos.

La Voyager 1, que fue lanzada el 5 de septiembre de 1977, fue construida para volar por Júpiter, Saturno y la luna más grande de Saturno, Tritón. Continuó su camino hacia el exterior desde entonces, y actualmente se encuentra en el "medio interestelar", una región del espacio de alta radiación más allá de nuestro propio sistema solar. La Voyager 1 ha tenido otros problemas técnicos recientemente: la NASA tuvo que cambiar la Voyager 1 a propulsores de respaldo en 2017, que todavía funcionan, a pesar de que no se habían utilizado durante 37 años en ese momento.

Se espera que tanto la Voyager 1 como la 2 continúen operando al menos un instrumento científico hasta alrededor de 2025, cuando la energía de su generador termoeléctrico caiga demasiado.

Fuente: NASA
Vía: El Registro

Descubre más contenido

Subir Change privacy settings