Lo siento, AI Art, tu algoritmo no puede reemplazar la creatividad humana

teh_z1b / Shutterstock.com

Las herramientas de IA como DALL-E 2 facilitan que cualquier persona cree arte con un clic. Si bien este movimiento puede evocar viejos temores de que los robots se apoderen del mundo, algunas cosas, como la creatividad humana, son inmunes a la máquina.

Los algoritmos son cosas poderosas. Si alguna vez has visto un anuncio en Facebook de un producto del que acabas de hablar, entiendes este hecho. Las herramientas de arte de IA también usan algoritmos, creados a través del aprendizaje automático. En otras palabras, el arte de la IA es generado por máquinas que han aprendido a través del análisis de otras imágenes e ideas.

Si eres un artista o simplemente alguien que teme por el futuro de la creatividad, no lo hagas. El arte de la IA no existe sin nuestro aporte. Y nunca reemplazará nuestra capacidad creativa.

Índice de contenidos
  1. Maestros del arte vs. Inteligencia artificial
  2. Un algoritmo no puede reemplazar la capacidad creativa
  3. Deberíamos adoptar la innovación tecnológica, no temerla

Maestros del arte vs. Inteligencia artificial

El arte ha existido literalmente desde el principio de los tiempos. Durante miles de años, se ha utilizado para contar la historia de nuestras vidas, ilustrando y preservando nuestra historia. Y al igual que la tecnología, el arte ha evolucionado con el tiempo, desde el carbón en las paredes de las cuevas hasta los píxeles generados por máquinas.

¿Qué es lo que todo este arte tiene en común? Su singularidad. Ningún artista ha pintado, esculpido, bailado o escrito lo mismo que otro. Y es esta singularidad lo que las herramientas de IA simplemente no pueden replicar.

Consideremos uno de los maestros de arte más destacados del mundo. Cuando se compara con la IA, bueno, realmente no hay comparación.

Cuadro Nenúfares de Claude Monet
Colección Everett / Shutterstock.com

Claude Monet es conocido como uno de los padres del movimiento impresionista, que comenzó en Francia a mediados y finales del siglo XIX. Los impresionistas no tenían miedo de usar pinceladas aparentemente inacabadas. De hecho, sus pinturas ilustraron una rebelión contra el arte tradicional y muy realista de su tiempo.

era nuevo Nuevo. Nadie había pintado antes en el estilo impresionista. Como resultado, el grupo Impresionismo dejó una huella en la historia del arte. Y ahora, incluso las herramientas de arte de IA reconocen el nombre de Monet y el del movimiento.

¿Qué pasaría si, por diversión, intentara usar una herramienta de inteligencia artificial para crear una pieza inspirada en Monet, similar a una de sus pinturas más conocidas? Nenúfares (mostrado anteriormente)? Usé DALL-E 2 para intentar hacer precisamente eso.

Para la primera ronda, ingresé un mensaje simple sin nombrar a Monet o Impresionismo. El resultado fueron cuatro cuadros, todos similares a este:

Una pintura de nenúfares usando una herramienta de arte de IA

Vale, es una bonita pintura de unos nenúfares. Bastante bien. ¿Pero grita Monet? Absolutamente no.

A continuación, le di más contexto a la herramienta al agregar "impresionista" y "al estilo de Monet". ¿El resultado? Cuatro imágenes similares a esta:

Una pintura hecha por una herramienta de arte AI al estilo de Monet

Bingo.

Este es el trato: si bien la herramienta de IA tuvo éxito en el primer resultado, requirió una entrada específica para llegar a ese segundo resultado.

Sin el genio y la habilidad artística de Monet, ese segundo resultado no existiría. Lo mismo ocurre con todos y cada uno de los que alguna vez han creado una cosa.

La máquina requiere a nosotros.

Un algoritmo no puede reemplazar la capacidad creativa

Verás, el cerebro humano y la IA no funcionan igual. Los seres humanos tenemos la capacidad de pensar. Las máquinas no (al menos no todavía). Si bien los humanos tienen la capacidad de crear e imaginar, las máquinas solo pueden aprender de los datos y la información que ya está disponible.

Lo que puede parecer inteligencia cuando una máquina “crea” una obra de arte impresionista es, bueno, artificial.

El algoritmo de una máquina no puede reemplazar la mente humana. No puede reemplazar nuestra capacidad de usar nuestras emociones, experiencias y pensamientos para crear cosas nuevas.

¿Tu arte? Es seguro.

Deberíamos adoptar la innovación tecnológica, no temerla

El arte ha sido una parte clave de mi propia vida desde que pude sostener un lápiz y un pincel. Cuando era niño, tomé lecciones de arte donde aprendí todo, desde la teoría del color hasta cómo no romper vidrio para un mosaico (no preguntes). Ahora, pinto en mi tiempo libre usando acuarela.

Como artista, sé lo que es escuchar el término "arte de IA" e instantáneamente sentir que hemos perdido otra parte de nuestra humanidad por culpa de la máquina. Y en el pasado, hice la pregunta: ¿Por qué no podemos simplemente dejar lo suficientemente bien en paz?

Porque nosotros no poder. La innovación tecnológica mejora la vida de infinitas maneras, desde ser la fuerza detrás de los dispositivos que salvan vidas hasta brindarnos servicios de transmisión para nuestras queridas noches de cine de fin de semana.

No debemos temer la innovación, sino abrazarla. Después de todo, nunca nos reemplazará.

Descubre más contenido

Subir Change privacy settings